Saltar al contenido
➡️ Los mejores Recursos y programas de Internet

10 consejos erróneos comunes en las entrevistas de trabajo

Aquellos que no tienen ninguna experiencia con las entrevistas de trabajo, seguramente pidan consejos  a la gente de su entorno,  familia y amigos, o incluso busquen en Internet para obtener asesoramiento o consejos  para realizar una entrevista de trabajo con éxito.

consejos entrevista de trabajo

Pero no todos los conejos son siempre buenos.  Aunque vengan de la familia o amigos bienintencionados muchos consejos pueden ser totalmente erróneos o no ser adecuados a los tiempos que corren. Aquí están loss 10 consejos o  ideas erróneas  más comunes sobre las entrevistas de trabajo 

1. El curriculum vitae debe ocupar solo  una página 

Siempre se ha dicho que Tu currículum vitae debe tener sólo una página, ya que se creía que los entrevistadores no iban a leer tu currículum vitae si es muy extenso. Esto no es cierto. Es muy difícil  resumir tu larga lista de logros, trabajos, estudios,  información de contacto,  objetivos o  calificaciones pertinentes en una sola página.

Reducir el tamaño de la fuente hasta hacerlo casi ilegible para adaptarse a esa regla   no sólo suena ridículo, también puede arruinar la buena impresión que el reclutador pueda tener de ti. Puedes ampliar tu CB  a dos páginas, pero tampoco es conveniente excederte en más páginas.

2.  Si no te llaman es que no tienes el trabajo

Has presentado tu solicitud y has esperado un día para que el entrevistador que te llame … pero sin suerte. ¿Eso quiere decir que ya le han dado el puesto a otro? Bueno, no del todo.

Los reclutadores son  personas ocupadas  y por lo general sólo empiezan  a llamar a los candidatos seleccionados después de la fecha de cierre del anuncio de empleo o un par de semanas después de tu presentación.

Si  no recibes una llamada después de la aplicación, siempre puedes enviar una solicitud por correo electrónico o hacerles una llamada para preguntar si han contratado a alguien para el puesto, probablemente te contestarán que todavía  esta en proceso de tramitación

3. Llamarón. Tengo oportunidades

Así que recibiste la llamada, ¡enhorabuena! No quiero ser  un aguafiestas , pero a veces son llamadas a entrevistas de trabajo que ni siquiera existen. A menudo las empresas llaman a muchos candidatos para  conseguir datos para sus   estudios de  empresa o de investigación para minimizar los gastos en  contratación.

En lugar de hacer preguntas sobre ti y tu experiencia, podrían hacer preguntas como el ambiente  en tu lugar de trabajo actual o  cuánto es tu escala salarial, los beneficios que  estás disfrutando, etc

4. El entrevistador está bien preparado

Estar bien preparado es bueno para una entrevista, esta regla es probable que sólo se aplique a los candidatos. La mayoría de los entrevistadores tienen otros asuntos más urgentes que tratar y sólo tomará un poco de su tiempo para prepararse para sus entrevistas. No esperes que hayan leído tu currículum al completo. Si lo hicieran, no hubiera habido necesidad de que les cuentes sobre ti  al comienzo de la entrevista.

Aprovecha la oportunidad para hablar de tus habilidades y destacar del resto. Destaca tus  puntos fuertes y otros factores que indiquen claramente que eres más exigente y estas más preparado que otros candidatos.

5. Los entrevistadores hacen las mismas preguntas a todos

Aunque siempre es bueno preparase y saber qué decir cuando te preguntan acerca de tus  fortalezas y debilidades, las habilidades que puedes aportar a la empresa y la forma en que  puedes ayudar a mejorar la marca de la empresa, a veces te pueden hacer preguntas mucho más extrañas.

Preguntas capciosas como «¿Cuántos globos caben dentro de Madrid?» son populares entre las grandes empresas donde la competencia es muy alta. Estas preguntas pueden ayudarles a distinguir los candidatos que son creativos de los que no lo son tanto. ¿Cómo puedes contestar a una pregunta aparentemente tan abrumadora ? ¿Cómo puedes reaccionar? Eso es lo que quieren comprobar. Esoo disfrutan poniendo nerviosos a los aspirantes en  la entrevista.

6. La apariencia  no importa, se tu mismo

Los cuentos de hadas pueden terminar con la lección de que no importa el exterior, el interior es lo que cuenta. Pero cuando se trata de la realidad, el instinto humano es escoger al ganador, o alguien que se parece a uno.

Los reclutadores que buscan candidatos quieren alguien fresco, seguro, enérgico y entusiasta. No tienes que ser un adonis o un Príncipe Encantador, pero el aseo personal adecuado y como te presentas y vistes sin duda influirá en el éxito de tus entrevistas.

7. La persona mejor cualificadas consiguen el trabajo

Estar cualificado da a los solicitantes una ventaja inicial, la entrevista de trabajo es más como una cita. Puede que no seas el más cualificado, pero si hay química entre tú y el entrevistador es muy probable que tengas muchas posibilidades de ser el candidato escogido para el trabajo.

Además, las calificaciones académicas te pueden abrir muchas puertas, pero eso no es lo único que los entrevistadores están buscando. Ellos quieren convencerse de que eres  q el hombre (o mujer) ideal para el trabajo, que puede ser una gran adición a la empresa en lugar de simplemente ser un peso muerto.

8. Aceptar cuando te ofrecen una bebida

Los entrevistadores pueden tratar de ser serviciales y te  preguntarán si  te gusta el té, el café o cualquier otra bebida. Aunque lo supuestamente cortés  es aceptar la oferta, a menos que te pongan la bebida justo en frente de tus ojos, lo mejor es rechazarla.

Harás que el entrevistador tenga que salir a conseguirte algo para beber, cuando lo único que tiene que decidir es si  eres el idóneo para el puesto. Imagina que es una entrevista muy larga, estarás nervioso y lo que menos quieres además es llenar tu vejiga y necesitar pedir ir al servicio.

 9. Haz una lista de todas las referencias

En algunos lugares, la comprobación de las referencias es sólo una práctica utilizada por los recursos humanos para confirmar que has trabajado anteriormente en las empresas que mencionas en el currículum vitae. La mayoría de las veces nunca contactarán con ellas.  Es mejor enumerar solo  las empresas que sabes que van a hablar muy bien de ti y si puedes habla con ellos previamente a la entrevista para que estén avisados que pueden llamar para pedir referencias.

10. Mantén tus respuestas cortas

Cómo te sentirías si al realizar una pregunta larga te contestarán con un breve, «sí creo que si». Lo más probable es que te llevarás una mala impresión ya que esperarías una respuesta igualmente larga.   Está bien abrirse y hablar sobre la compañía o dar explicaciones cuando se te hace una pregunta, especialmente si dominas el tema preguntado.

Mantener tus respuestas cortas no te va a ayudar  a conseguir el trabajo, ¿Lo vas a hacer solo porque alguion te diga que es mejor?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies